Archive

Posts Tagged ‘bomberman’

Japonesa de 99 años juega nintendo todos los días

agosto 5, 2011 Deja un comentario

Umeji Narisawa juega diariamente Bomberman desde que cumplió 63 años. Esta dinámica le ha servido para mantener su cerebro en actividad y conservar la agilidad en sus dedos.

Umeji Narisawa es probablemente la videojugadora más vieja del mundo. Esta japonesa, de casi un siglo de vida, diariamente se sienta a jugar Bomberman en su Famicom ante la atenta mirada de sus nietos, bisnietos y familiares que han sido testigos de cómo Narisawa supera los 50 niveles que componen el juego.

Pero Narisawa no es una videojugadora “ocasional”. Su amor por el emblemático Bomberman nació hace 26 años cuando vio a sus nietos jugar este título en Famicom. La señora consideró que era una actividad divertida y fácil de aprender y así fue como, a sus 63 años, Narisawa incursionó en el mundo de los videojuegos.

Lejos de ser una actividad perjudicial, jugar Bomberman diariamente le ha servido a Narisawa para mantener su cerebro en actividad y conservar la movilidad en sus manos. Prueba de ello es que, con 99 años, todavía es capaz de enhebrar un hilo entre el orificio de una aguja sin mayores complicaciones.

y si no creen tengan su video:

Fuente

Comentario personal:

Mi abuela ya cumplió 101 años de edad y ahí esta, aun que no tiene la vives de esta señora, ahí esta vivita y coleando, quiero decir que lastimosamente nosotros no podremos aspirar a vivir hasta tan avanzada edad todo gracias a los cientos de químicos que cada día nuestro cuerpo recibe, comidas chatarras, gaseosas, e incluso la comida casera que es cultivada y hecha crecer a base de químicos, lastima por nosotros y bravo por personas como esta que nos demuestran que los videojuegos no son algo malo (claro cuando no se abusa).

Yo no aspiro llegar a esta edad pero si espero que cuando sea padre me divierta con mis hijos lo mas que pueda a base de videojuegos, júrenlo que los pondré a tocar el piano en Silent Hill 1 y pasarse Metal Gear sin ser descubiertos nunca.